miércoles, 17 de junio de 2015

¿Te has hecho la dormida/o alguna vez?

" No es lo mismo estar dormido que estar durmiendo, porque no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo". (Camilo José Cela)

Hacerse la dormida puede ser una técnica momentánea para no enfrentarse a algo que no te gusta o a alguien que no quieres ni ver en ese momento.
Por ejemplo: si estás enfadada o molesta con tu chico y para colmo llega tarde y no queremos ni verlo. Curiosamente en este caso, él llega, se mete en la cama, como si nada (seguramente él no sepa que estamos enfadadas) y pensando que estás dormida...te da un abrazo con un achuchón...En ese momento, nos da ganas de matarlo, pero no, aguantamos y así se queda convencido de que estamos dormidas. ¡Claro!...Al rato, él se pone a roncar tan tranquilamente y nosotras con los ojos como platos, no pegamos ojo en toda la noche y no hay forma de dormir.
Todo esto contado de una manera un poco de broma es bueno para reirnos un rato.
Somos muy distintos los hombres y las mujeres en cuanto sentimientos y pensamientos. Ellos son más sencillos o básicos. Yo creo que nosotras le damos muchas vueltas a la cabeza.
Lo que sí aprendo día a día es que cuando uno está caliente del enfado que tiene, siempre es mejor esperar, hacerse el dormido, desaparecer...Lo que sea para no explotar en ese momento de enfado y meter la pata o decir cosas que no se deben.
A veces nos equivocamos y pensamos mal de algo que ha pasado y no es tan grave. Pensándolo todo en frío es mejor para tener la cabeza más despejada y es más inteligente siempre.
Tenemos que intentar ser comprensivos y ponernos en el lugar del otro para intentar entender mejor las cosas que van sucediendo y porqué se ha actuado así.
Compartir cama es algo que no nos planteamos pero es importante. Cuando lo hacemos es porque sentimos mucho amor por alguien y eso acarrea: escuchar, oir, comprender, querer y amar a esa persona.Y cuando surgen pequeños enfados...O momentos no tan alegres...Tenemos que intentar analizar la situación e intentar arreglarla.
Todo esto no quita que la técnica de hacerse la dormida puede ser buena de vez en cuando.
" Y mañana será otro día ".


No hay comentarios:

Publicar un comentario