martes, 26 de enero de 2016

Infidelidad Emocional.

"La infidelidad emocional es como una música de fondo que indica que algo está mal, mientras que la infidelidad física es la orquesta que llega a la sala de estar". (Anónimo)
"Los hombres engañan más que las mujeres; las mujeres, mejor". (Joaquín Sabina)
La Infidelidad Emocional es un concepto más real y habitual de lo que parece.
Para una relación sana, es muy importante que se combinen dos aspectos esenciales: el físico y el emocional.
Cuando uno de estos dos aspectos falla, la relación comienza a deteriorarse.
El engaño puede ser físico o emocional.
El emocional es más destructivo que es físico.
No es fácil saber delimitar qué está bien y qué está mal cuando se está engañando en términos emocionales. Hay que saber cuándo se debe parar.
La infidelidad emocional es frecuente en los últimos años principalmente en el lugar de trabajo y por internet.
Estas relaciones sin sexo pueden ser muy intensas, y tarde o temprano pueden que se cruce el sexo también.
A veces, con esa persona que no es tu pareja, se intercambian historias, apoyo emocional, palabras cariñosas, atenciones..etc.
Algunas señales del engaño emocional:
- Compartir los pensamientos más íntimos con alguien externo a tu relación: pasiones, temores, secretos..
- Comparar constantemente a la pareja con "esa persnona".
- Pensar y soñar de forma obsesiva con la otra persona.
- Buscar y dar una mayor parte del apoyo emocional a alguien externo a la relación.
- Mostrar señales de distracción a la pareja.
- Pasar más tiempo de conexión con alguien externo.
Aunque es normal que se produzcan momentos de distanciamiento en la pareja y hayan personas externas que nos ayuden a superarlos. Esto es normal si son verdaderos amigos o familiares.
Solución:
Intentar hablar con nuestra pareja. Sin acusaciones.Hablar de sentimientos, sensaciones de cómo uno se siente.Decir las cosas claras. No callárselas.Y buscar el momento apropiado para desnudar nuestra alma.

jueves, 21 de enero de 2016

NO, a la presión social.

" La presión social sólo afecta a aquellos que todavía no saben que ser perfecto no es obligatorio". Anónimo
" Para saber lo que es verdadero y sin la presión social es conocer su verdadera naturaleza". Martha Beck
En la vida, no te arrepientes de lo que haces, sino de lo que no haces.
Si vives constantemente a merced de los demás y con miedo a qué pensarán de ti, no solo jamás serás libre sino que será imposible que seas auténtico y feliz.
Las personas que son esclavas a la hora de hacer las cosas o necesitan ir a la última moda y juzgar todo para sentirse superiores, son personas que están atadas de pies a cabeza por la presión social y no son quienes parecen ser sino que en realidad, se abrieran su alma te darías cuenta que son personas totalmente distintas.
No seas intolerante, no rechaces a gente, que la presión social no te impida hacer lo que quieres en realidad, porque al final el que terminas perdiendo eres tú.
La  presión social, te mata poco a poco, te impide ser tú mismo, hacer lo que te apasiona, crear un buen círculo social y te impide ser libre.Es como si estuviera una parte de ti dentro de una cárcel pequeña con barrotes. Esa parte de ti grita y grita, desesperado quiere salir porque quiere ser feliz y tú no la dejas.Te sientes triste, con depresión a veces.Te puedes sentir infeliz, que te falta algo, pero no sabes qué.
La presión social no obedece a la lógica ni a la ética sino a las normas sociales que establecen círculos cercanos.
Me refiero por ejemplo a personas que citican a los que ganan dinero y luego si un día ellos ganan mucho están más contentos que unas pascuas.
Vive la vida.
Pasa del " qué dirán".
Intenta ser feliz.
También intenta hacer felices a los que te rodean.Aunque a veces, no sea compatible las dos cosas.