martes, 17 de junio de 2014

Orgullosa de ser mujer.

"Crecí besando libros y pan...Desde que besé a una mujer, mis actividades con el pan y los libros perdieron interés". (Salman Rushdie)
"A la mujer hay que amarla, no comprenderla. Eso es lo primero que hay que comprender". (Osho)
"Las mujeres con pasado y los hombres con futuro son las personas más interesantes". (Chavela Vargas)
"La fuerza hidráulica más poderosa del universo, es la lágrima de una mujer".(Carlos Fisas)
Tenemos: sensibilidad, constancia, fortaleza, valentía, coraje, inteligencia, alegría y mucho amor para dar y recibir. Y el privilegio de traer a un hijo al mundo.
Estoy orgullosa de ser mujer.
Hace unos años, las mujeres estaban reprimidas, incluso actualmente en muchos países continúan siendo así, pero el avance tecnológico e ideológico, han dado a las mujeres derechos y privilegios en comparación con tiempos atrás.
En la vida de los hombres, las mujeres han jugado un papel muy importante, como madres, hermanas, como sus parejas y después como hijas.
Y "ellos" no podrían vivir sin nosotras...Jaja...
Pero, todas hemos pensado alguna vez en ser un hombre, sobre todo cuando las hormonas se apoderan de nuestra conducta, cuando nos duele la cabeza porque se aproxima la regla o cuando no podemos de parar de comer chocolate y no sabemos porqué. No obstante, me siento muy agradecida con ser mujer. Y me hace feliz ser mujer por varias razones:
- puedo llorar cuando me da la gana.
- puedo ser madre.
- puede elegir y decidir si quiero algo más con un hombre o no.
- puedo pensar en mi príncipe azul, aunque sepa que no existe.
- porque sería capaz de gastar mi sueldo en unos zapatos y otros artículos de moda y disfrutar.
- porque tengo la misma capacidad intelectual de un hombre, pero no necesito andarlo demostrando.
- porque podemos tener orgasmos múltiples.
- porque puedo ser débil de vez en cuando y una leona también.
- porque el corazón de mujer es generoso.
- porque puedo elegir un pantalón o una falda.
- porque los que quiero encuentran cobijo en mis brazos.
- porque me puedo poner tacones.
- porque de vez en cuando alguien cree que soy inolvidable.
Las mujeres valemos nuestro peso en oro y mucho más. Podemos ser bellas a todas las edades, todo es proponérselo. Utiliza tus armas de mujer. No te lamentes, sigue adelante. Intenta perseguir tus sueños y nunca los abandones. Y piensa que eres única.



miércoles, 4 de junio de 2014

¿Vives de acuerdo a lo que se espera de ti?

"Haz tú mismo lo que quieres que otros hagan". (Sri Ramatrushna).
"No hagamos nunca cosas de las cuales en el futuro podamos arrepentirnos, hagamos cosas que un futuro puedan sernos útiles". (San Juan Bosco).
"Si no hiciéramos las cosas con pasión, no haríamos nada más". (Henry de Montherland).
"Siempre haz lo que temas hacer". (José Ortega y Gasset).
"Somos lo que repetidamente hacemos . La excelencia no es, pues, un acto, sino un hábito". (Aristóteles).
Es como si tuvieras que esconder tu verdadera personalidad para vivir de acuerdo a lo que se espera de ti.
Estas cosas nos pasan a veces por querer agradar a nuestros seres queridos. Hacemos cosas que luego nos pasan factura.
Una persona que nos suele influir mucho en nuestra vida suele ser una madre o un padre.
Pero aunque los queramos mucho, tenemos que aprender y saber que nuestra vida es nuestra y ellos han tenido y tienen su propia vida.  ¡Qué manía de los padres de querer llevarnos por su camino o que vivamos su vida, no la nuestra. Y para colmo, a veces quieren que seamos o hagamos cosas que a ellos les hubiera gustado hacer.
Y a veces se meten en cosas importantes, relevantes, esenciales como en las historias de amor. Como se les meta en la cabeza que un chico/a determinado no es bueno para nosotros, ¡la llevamos claro!, un desastre. Son capaces de arruinarnos una vida. Sí, porque a veces acabamos con la persona inadecuada por circunstancias y cuando nos damos cuenta han pasado muchos años y ya no podemos volver atrás.
Todo esto repercute en muchas personas.
Menos mal que siempre hay tiempo de rectificar, si tenemos la suerte de encontrarnos a la persona esperada.
Y además, ¿porqué tenemos que actuar según lo que se espera de nosotros?. A veces somos capaces hasta de estudiar carreras universitarias que no nos gustan por no enfrentarnos, por no disgustar, por evitar una bronca o discursión.
Tenemos y debemos hacer siempre lo que verdaderamente queremos y estamos seguros.
Algunas veces nos dejamos llevar por comodidad, por quedar bien y o por no tener las cosas claras.
No nos dejemos manejar, seamos nosotros mismos. Busquemos ser felices y así haremos felices a los que nos rodean.
Desarrollemos nuestra personalidad y seamos nosotros mismos, auténticos y así daremos lo mejor de nosotros mismos.

lunes, 2 de junio de 2014

¿Te conoces a ti mismo?

Para lograr una cierta estabilidad emocional y tener equilibrio psicológico es necesario conocernos a nosotros mismos.
Conocer nuestras aptitudes, limitaciones, temperamento, tendencias, intereses, motivaciones, sentimientos....A lo largo de toda nuestra vida intentaremos conocernos mejor, pero nunca llegamos a un conocimiento absoluto.
Para conocerse a sí mismo es necesario ser consciente y trabajar en dos planos de la realidad que parecen a primera vista separados pero que, en realidad son uno solo: nuestro interés , observarnos, analizarnos y nuestra realidad exterior, nuestro comportamiento, nuestros logros, lo que los demás opinan de nosotros, etc.
Si conocemos nuestras aptitudes, podemos desarrollarlas; si conocemos nuestras limitaciones y defectos, ya hemos dado un primer paso para superarlas, para conocernos mejor y evitar objetivos que no seremos capaces de lograr, evitando así posibles frustraciones.
En definitiva, el mejor conocimiento de uno mismo es fundamental para perfilar un proyecto personal de vida realista, para aceptarnos tal y como somos, dentro de un espíritu de superación y de coherencia interna, que favorece la constancia y la continuidad biográfica, traduciéndose en sentirnos a gusto con nosotros mismos, punto clave para lograr una buena adaptación dentro de nuestro entorno y unas relaciones interpersonales sólidas, creativas y satisfactorias en todos los sentidos.