domingo, 7 de diciembre de 2014

Ya viene la Navidad.

" Aunque el tiempo transcurra deprisa, la Navidad nos deja eternos instantes"
" Si en esta Navidad distingues una luz muy brillante en el cielo, pide un deseo de Felicidad para el mundo entero"
La Navidad perdura y se ha extendido por todo el mundo porque trasciende el aspecto comercial que tanto se critica. Desempeña un papel importante en el seno familiar.
Lo que yo más valoro de la Navidad es el hecho de estar juntos, de reunirnos con los seres queridos.
La Navidad sigue siendo la fiesta anual de la familia por excelencia, porque reúne a varias generaciones cuyos dos polos principales son los nietos y los abuelos.
Pero también la Navidad es una época de estrés debido a los preparativos que la preceden y a la dificultad de reunirse " todos " ese día.
La Navidad está a la vuelta de la esquina. Comienza una época festiva, sobre todo para los peques, que esperan con impaciencia la llegada de sus regalos. Aunque yo creo que no hay edad para estas fechas. A todos nos hace ilusión reunirnos y compartir momentos inolvidables con los "nuestros". Y el día de los Reyes o Papá Noel hace ilusión a todas las edades.
Afronta con optimismo las fiestas.
Para la cena de Nochebuena, que es la reunión familiar más significativa del año. Haz de tu mesa algo diferente, especial, lindo. Pon cariño al preparar esa mesa.
Reunirse afirma los lazos familiares.
Celebra las fiestas con tu mejor cara y con el firme propósito de pasar un rato lo más agradable posible.
Acude a reuniones aparcando cualquier remordimiento del pasado. En una celebración de este tipo, no es el mejor momento para sacar los trapos sucios.
Que los regalos no sean motivo de choques, ni peleas. Se generoso y da las gracias.
Con la comida que se prepare, sé agradable y agradecido,  ya que ha sido preparada con ilusión, trabajo y dinero.
En definitiva, disfruta de estas fechas que se avecinan y pon lo mejor de ti.