jueves, 28 de mayo de 2015

Cuidemos directa o indirectamente de nuestros padres ya mayores.

"Un padre/madre no es el que da la vida, eso sería demasiado fácil,  es el que da el amor". ( Denis Lord)
"Un padre/madre vale por cien maestros". (George Herbert)
"El mejor legado de una padre/madre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día". (Leon Battista Alberti)
Muchas de nosotras, mujeres de más de 40 y de 50 años, nos encontramos en una etapa de nuestra vida con padres y suegros de edad avanzada y muchas veces nos vemos en el dilema de cómo hacer malabares entre sus necesidades y las necesidades de nuestra pareja, hijos y nosotras mismas.
El paso de la edad adulta a la vejez es ya doloroso y complicado y nos va a tocar a todos. Cuando tenemos a nuestros padres mayores ( y es una suerte , porque algunos ya no los tenemos a los dos), tenemos que pensar que nos lo han dado todo a casi todo y que ahora llega la etapa de su vida que nos necesitan.
Debemos estar pendientes de ellos, visitándolos a menudo o con llamadas telefónicas  a diario, según los casos.
Y cuando ya necesitan ayuda de verdad, hacerlo de la forma que veamos mejor para ellos, para todos y respetando siempre lo que ellos quieren.
Llevarlos a casa, no siempre se puede ni es beneficioso, depende de los casos, y siempre debemos pensar que como tenemos suegros también, hay que buscar la fórmula más beneficiosa para todos.
Nosotros indirectamente si siguen en su casa con alguien que los cuide, estaremos pendientes en todo momento de ellos y siempre surpervisando y haciendo visitas sin avisar para estar conmpletamente convencidos que ellos están bien cuidados.
Hay que tener paciencia con ellos, porque con los años necesitan más que nunca que los escuchemos y suelen repetir una y otra vez las mismas cosas, por ellos debemos tener habilidad y comprenderlos, gastando unos minutos de nuestro tiempo en hacerles caso.
Debemos demostrarles cariño, amor, a través de besos y abrazos. Aunque es curioso que todo esto depende del tipo de relación que hermos tenido con ellos. A veces hay padres/madres que nunca han abrazado a sus hijo y otros que demuestran mucho cariño. Esto es sorprendente, pero es como la vida misma. Con el gusto que da abrazar y sentirse arropado en ese abrazo, cuando no lo hacemos nos lo perdemos y es un verdadero placer. En la vejez estos abrazos se convierten en lo contrario; quiero decir que si abrazamos a nuestros padres mayores, parece que somos nosotros los padres y ellos los niños.
Paciencia, calma, cariño, amor y una dosis de alegría les debemos aportar, ya que han dado la vida por nosotros y son nuestro referente.
Tan solo demos ...lo que nos gustaría recibir de nuestros hijos.

domingo, 24 de mayo de 2015

¿Se puede perdonar el pasado de una pareja?

" A mucho amor, mucho perdón".
" Si no perdonas por amor, perdona al menos por egoísmo, por tu propio bienestar".
" El amor es confianza, es seguridad y respeto. si no sabes perdonar nunca encontrarás el verdadero amor".
(Anónimas).
Claro que se puede,lo que tienes que preguntarte es si tú quieres.
Debes vivir solo el presente, no el pasado. Tienes que ver las cosas positivas de tu pareja y todo lo que podéis construir juntos.
Es normal que se sientan celos y dudas, todos tenemos que superar nuestros esquemas morales rígidos y empezar a ver la esencia de las personas.
Como es imposible que una pareja parta de cero, ya que ambas tienen pasado, se deben solucionar los posibles problemas que puedan surgir. Muchas son las parejas en las que alguno de los miembros están continuamente recordándole a la anterior pareja...Esto solo se puede solucionar con muchas horas de cafés, sofá, hablar y hablar hasta que todo queda claro, sentimientos, ideas, proyectos de futuro..Está bien recordar el pasado, pero solo para aprender algo de él, nunca para castigarse ni castigar a otros.
De momento no se ha descubierto la máquina que nos permita borrar el pasado y lo único que podemos hacer es asimilar que "lo pasado, pasado está", y no se puede hacer nada, si tu pareja estaba con otro/a es eso, "estaba", si ahora esta comparte su vida contigo será porque quiere hacerlo, entonces no se debe agobiar si quieres que tu relación funcione.
No somos nadie para juzgar. Si amamos debemos:
- Olvidar todo.
- Ser feliz.
- Saber que todos merecemos una segunda oportunidad.
- Saber que las personas evolucionan y que los errores mejoran.
Una idea que debemos tener clara es que la pareja la forman dos personas que parten del mismo punto. Y son dos seres individuales, con sus necesidades, sus alegrías, tristezas....y que para llegar a buen puerto, deben ser atendidos.
Lo ideal es intentar el equilibrio para que ninguna de las dos partes de la pareja se vea dañada y si recompensada.
Amarse y dejarse de tonterías.

miércoles, 20 de mayo de 2015

¿Tengo baja o alta la autoestima?

" Las personas que piensan que no son capaces de hacer algo, no lo harán nunca, aunque tengan las aptitudes". (Indira Gandhi).
" No conozco la clave del éxito pero la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo". (Woody Allen).
" Nunca dejes  a nadie en el mundo decirte que no puedes ser exactamente quién tú eres". (Lady Gaga).
La autoestima es la opinión y la visión que cada persona tiene de sí misma.
Y, sin duda, afecta a nuestra forma de ser y al sentido que le damos a nuestra valía personal.
Contar con unos niveles adecuados de autoestima constituirá la base de una buena salud física y emocional.
Un 30% de la autoestima es innato y un 70% depende del entorno y las circunstancias de la persona. Esto significa que la autoestima se puede modificar y, por supuesto, reforzar en cualquiier momento.
Tenemos que :
- Aprender a pensar,
- Aprender a manejar las emociones.
- Aprender a respetar las críticas y
- Aprender a aceptar los errores.
Tenemos que tener cuidado con nuestros pensamientos, controlarlos de alguna forma siendo positivos y sobre todo siendo realistas.
Los adultos al hacerse mayores pueden bajar su autoestima sino viven con ilusión, con amor, con ganas de seguir haciendo cosas, proyectos, planes, sueños...
Vive la vida con ganas de vivir, de sentirte viva/o, dando gracias,pidiendo perdón, compartiendo con la persona que amas, con la familia, con los amigos..No te aisles, pero sí aprende a decir que no y sobre todo quiérete a ti mismo.

domingo, 17 de mayo de 2015

El cuerpo sufre los años y el espíritu jóven lo mejora.

"La lectura es a la mente lo que el ejercicio al cuerpo". (Joseph Addison)
"Tu cuerpo es templo de la naturaleza y del espíritu divino. Consérvalo sano;respétalo;estúdialo;concédele sus derechos". (Henry F. Amiel).
"Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficiana del estómago". (Miguel de Cervantes Saavedra).
El paso de los años va marcando los cambios que sufre el cuerpo: se pierde tonicidad, la masa muscular también disminuye, cobra un mayor protagonismo la flacidez y, en general, la piel necesita de un aporte mayor de hidratación.
Sobre todo a partir de los 45-50 años, se ha de poner una especial atención en unos cuidados concretos que consigan mostrar muslos, caderas, vientre y brazos lo más espléndidos posibles.
Además de realizar algo de ejercicio físico a diario y de seguir una dieta lo más saludable posible, también utilizar algún cosmético ayudará a perfeccionar la silueta.
Hay que procurar que nuestra piel esté hidratada para frenar la flacidez y la celulitis.
Aunque es importante sentirnos bien por dentro, también es importante sentirnos bien por fuera y gustarnos.
Gustándonos a nosotros mismos, también gustaremos a los demás.
Nunca dejarnos, abandonarnos no.
A todas las edades podemos estar bonitas y el único secreto es nuestra mente.
Simplemente querer estar bien y sentirnos jóvenes.
Un espíritu jóven vence al cuerpo jóven.

jueves, 14 de mayo de 2015

¿Eres un padre bueno o un buen padre?

La dierencia entre ser un padre bueno o un buen padre es:
1.- Los padres buenos se esfuerzan en darles a us hijos hasta el más mínimo capricho e intentar evitarles cualquier tipo de malos rollos, mientras que
2.- Los buenos padres son los que anlizan las necesidades de sus hijos y le aportan equilibrio emocional a través de exponerlos a situaciones cotidianas y sin "taparlos excesivamente".
No siempre le vamos a caer bien a nuestros hijos por nuestras decisiones, ya que vamos a ir en contra de sus deseos, pero que su bienestar debe estar por encima de nuestro sentimiento de inseguridad.
Tenemos como padres que ser coherentes, tener las cosas claras y mucho sentido común.
10 Claves para ser buenos padres:
1) Demuéstrale lo mucho que le quieres: Darles mucho amor, cariño, mimos y a la misma vez respetar las normas de convivencia.
2)Mantén un buen clima familiar: Para proporcionarles seguridad y confianza. Evitar peleas con la pareja y si las hay, explicarles qué está pasando y pedir perdón delante de ellos.
3) Educa en la confianza y el diálogo: Una explicación adecuada, con actitud abierta y conciliadora hace milagros. Posponer promesas que no podamos cumplir, no anularlas.
4) Debes predicar con el ejemplo: Como nos imitan, hay que poner especial cuidado en lo que se dice y cómo se dice.
5) Comparte con ellos el máximo tiempo: Hablar con ellos, contestar sus preguntas, enseñarles cosas nuevas, contarles cuentos, compartir juegos..
6) Acepta a tu hijo/a tal como es: Acepta la personalidad propia de cada niño. No hay que crearse demasiadas expectativas respecto a ellos, ni hacer planes de futuro. Nuestros deseos no tienen porqué conincidir con sus preferencias.
7) Enséñales a valorar y respetar lo que les rodea: Hay que mantener un ambiente de disciplina, constancia y naturalidad. Enséñales a respetar las pequeñas cosas.
8) Cuidado con los castigos: Sí a las pequeñas penalizaciones y siempre adecuadas a su edad y que siempre sepan el porqué se les castiga.
9)Prohíbele menos y elógiale más: Resaltar lo positivo que nuestros hijos hayan realizado.
10) No pierdas nunca la paciencia: No decirle frases como: "Qué tonto eres", "Podías parecerle a tu hermano"...Merman su autoestima. Y saber pedirles perdón , si nos hemos pasado. Reconocer nuestros errores es positivo para ellos.
Acordaros padres y madres....Amar a vuestros hijos con cabeza.