domingo, 17 de mayo de 2015

El cuerpo sufre los años y el espíritu jóven lo mejora.

"La lectura es a la mente lo que el ejercicio al cuerpo". (Joseph Addison)
"Tu cuerpo es templo de la naturaleza y del espíritu divino. Consérvalo sano;respétalo;estúdialo;concédele sus derechos". (Henry F. Amiel).
"Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficiana del estómago". (Miguel de Cervantes Saavedra).
El paso de los años va marcando los cambios que sufre el cuerpo: se pierde tonicidad, la masa muscular también disminuye, cobra un mayor protagonismo la flacidez y, en general, la piel necesita de un aporte mayor de hidratación.
Sobre todo a partir de los 45-50 años, se ha de poner una especial atención en unos cuidados concretos que consigan mostrar muslos, caderas, vientre y brazos lo más espléndidos posibles.
Además de realizar algo de ejercicio físico a diario y de seguir una dieta lo más saludable posible, también utilizar algún cosmético ayudará a perfeccionar la silueta.
Hay que procurar que nuestra piel esté hidratada para frenar la flacidez y la celulitis.
Aunque es importante sentirnos bien por dentro, también es importante sentirnos bien por fuera y gustarnos.
Gustándonos a nosotros mismos, también gustaremos a los demás.
Nunca dejarnos, abandonarnos no.
A todas las edades podemos estar bonitas y el único secreto es nuestra mente.
Simplemente querer estar bien y sentirnos jóvenes.
Un espíritu jóven vence al cuerpo jóven.

2 comentarios:

  1. Una entrada estupenda muñequita, intentare acordarme. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una entrada estupenda muñequita, intentare acordarme. Un abrazo

    ResponderEliminar