martes, 18 de abril de 2017

Poder decirnos las cosas.

- " El beso es una forma de diálogo"
- "El diálogo es el tesoro más dulce que puede existir entre los dos"
- "El diálogo es la base de los problemas y la solución de ellos"

Hablar no es lo mismo que dialogar. Muchas veces no nos damos cuenta de que la buena práctica del dialogo nos ayudaría a sobrellevar mucho mejor la convivencia. Pero no lo hacemos, lo que origina que la resolución del conflicto se retrase o empeore innecesariamente.
Hablar solamente implica una expresión verbal sobre lo que uno quiere expresar a la otra persona, pero en ningún caso conlleva que haya ningún entendimiento.
Los conflictos pueden ser buenos. Todos tenemos diferentes formas de ver las cosas, diferentes gustos, lo que hace que dialogar facilite alcanzar un acuerdo, fortalecer los vínculos y subsanar posibles heridas.
Lo que ocurre, con frecuencia, es que las personas implicadas no están dispuestas a ceder y se aferran a su postura al considerar que ceder supone una derrota, por lo que ni siquiera acceden a iniciar un diálogo, lo que impide solucionar el conflicto.
El dialogo se centra en un intercambio de opiniones y puntos de vista con una clara intención de establecer unos acuerdos mínimos.
Para que llegue a dar sus frutos son ingredientes básicos del diálogo: el respeto, la actitud de escucha y la empatía. También la sinceridad, el comunicarnos con el compromiso de ser claros y consecuentes tanto en nuestros actos como en nuestros sentimientos.
Todo lo anterior hace referencia al fondo del dialogo. Pero también es importante la forma. Cómo lo decimos.
Las cosas pueden decirse de muchas formas y maneras y en muchos momentos, lo que hay que hacer es buscar el momento oportuno. Sin ocultar la verdad, sin trampa ni hipocresía.
A veces, incluso, la sinceridad puede incluso “doler” pero si cuidamos cuando y como decirlo en el fondo lo que hace es prevenir males peores y ayudar a superar dificultades.

domingo, 16 de abril de 2017

Es necesario demostrar el amor.

-"No llames Amor al apego que tienes a esa persona. Porque el amor es libre, desinteresado  e incondicional". (Bernabé Tierno)
Nunca deberíamos dejar de decir a las personas que amamos cuánto las queremos y cuánto nos importan sus cosas, ser cariñosos con ellos, abrazarlos con frecuencia...
El amor verdadero es ese sentimiento que todos necesitamos recibir pero muchas veces no sabemos dar.
Existen personas que les da vergüenza demostrar sus sentimientos y mucho más si es en presencia de otros. No lo entiendo, pero ocurre con mucha frecuencia. Es tan significativo decirle a las personas que nos rodean "te quiero" que es una verdadera pena que ante los demás muchos temen hacerlo para que no los cataloguen de tontos o cursi.
Les cuesta, sobre todo si están delante de sus amigos, porque temen que si abrazan mucho a su mujer o novia quedarán en ridículo y no se dan cuenta que eso solo demuestra que estás enamorado y feliz.
El amor puede causar muchas buenas impresiones y cosas en nuestra vida.
Muchos piensan que el amor de pareja se demuestra con sexo y eso es un tremendo error, el sexo es un complemento del amor, es placer.
Muchas veces se tienen relaciones sexuales y no es precisamente por amor, sino por deseo, por atracción...A la persona que amas le demuestras lo importante que es un tu vida ayudándola en lo que necesitas, estando con ella en los buenos y malos momentos, tratándola con cariño, compartiendo risas y tristezas, preocupándote por ella y queriendo estar el máximo posible de tiempo a su lado, haciéndole sentir tu amor con caricias, besos y hasta con la mirada.
Si a eso le sumas un sexo placentero, apasionado muchísimo mejor porque llega a complementar todo lo demás.
Nunca dejes que el amor se muera.