viernes, 31 de enero de 2014

"Me prostituiría por un chicle tía"

Esa frase la oí decir a una alumna de 14 años en la cantina del instituto el día de  las fiestas de Santo Tomás de Aquino. Estábamos desarrollando a esa hora la actividad de "abrazoterapia" y una alumna le dijo al cantinero que si le regalaba un chicle  le daba un abrazo..Y entre risas comentaros entre ellas que serían capaces de prostituirse por un chicle y por más cosas.
Creo que se están perdiendo valores.
Los padres nos preguntamos a menudo:¿Qué puedo hacer para que mi hijo desarrolle valores morales y sepa distinguir entre lo bueno y lo malo?
Todos queremos que nuestros hijos desarrollen el respeto y la compasión por otras personas. Queremos que sean honestos, decentes y considerados, que sepan defender sus principios, cooperar con otros y actuar responsablemente. Queremos que tomen decisiones morales. Las recompensas que otorga difundir los valores morales de un adolescente son enormes: los chicos y chicas que crecen con valores fuertes, consistentes y positivos son más felices, se destacan más en sus estudios y están más propensos a contribuir más a la sociedad.
Una buena educación es necesaria siempre, así como inculcar sobre todo a las chicas que tienen que valorarse y quererse más. Y que su cuerpo no lo puede tocar nadie sin su permiso y que sería bonito que fuera por amor y que se tiene que tener una cierta edad para empezar las relaciones sexuales.
Los chicos cada vez respetan menos a las chicas. Y muchas veces son ellas las que los provocan y las que van detrás de ellos.
Creo que como padres debemos estar pendientes de nuestros hijos, hablarles mucho y ponernos en su lugar y poner normas y límites.
Intentar hacerlo lo mejor posible como padres y como profesores es el truco, implicarnos en darles una buena educación y que sepan que nos tienen y que  nos importan sus cosas.


martes, 28 de enero de 2014

Alumnos cansados a primera hora de la mañana.

Muchos alumnos inician su jornada escolar en un estado de agotamiento por no haber descansado ni desayunado adecuadamente. El aprendizaje es muy difícil en esas condiciones.
En los pasillos, por la mañana temprano antes de empezar, los profesores vemos: "caras de sueño,agotamiento, cansancio o desgana de los alumnos".
No está bien mirar hacia otra parte y no ver los problemas que están habiendo.
Lo cierto es que antes de empezar la jornada laboral, tenemos a la mayoría de los estudiantes con las pilas gastadas ( y no las de los móviles). Pero no hacemos nada.
Los padres no son conscientes de lo que está pasando. Si esto que les pasa a los alumnos, les pasara a médicos, enfermeros, pilotos, conductores...podríamos  tener graves problemas, nuestras vidas, correrían peligro..Pero en nuestros institutos y colegios lo dejamos pasar.
Si analizamos el tema y pensamos qué causas provocarían este agotamiento de nuestros alumnos, encontraríamos varias:
1. Nuestros estudiantes trasnochan demasiado: Cuidado con el whatsappeo, las redes sociales, los juegos electrónicos, las series y las películas nocturnas. En la adolescencia les llama la atención la noche, los padres duermen y ellos se sienten libres.
2. Las familias españolas suelen tener ritmos tardíos: Se cena bastante tarde y se mantienen conversaciones telefónicas a altas horas de la noche y también el enganche de algunos programas televisivos.
3. Muchas alumnos van a clase sin haber desayunado bien: Es muy importante un buen desayuno y es curioso como mis propios alumnos me confiesan que por las mañanas no les entra nada e incluso que no tienen tiempo para desayunar.
4. Los estudiantes necesitan adquirir tono físico por la mañana: Una buena ducha matutina, el citado buen desayuno y el paseo a pie hacia el colegio o instituto es una buena opción, cuando la distancia lo permite. Y por supuesto, el ejercicio habitual contribuye a mantener ese buen tono físico.
5. Estudiar de madrugada: En mi opinión es una mala costumbre que todos hemos hecho alguna vez. Hay que organizarse bien las horas de estudio.
El agotamiento tiene efectos inmediatos con impacto en el rendimiento académico.
Los alumnos están cansados, con sueño, con malestar físico, malhumor, irritables, desmotivados y desconcentrados...Con lo cuál afecta a su memoria y se reduce su agudeza intelectual.
"El sueño es necesario para la consolidación de la memoria", como lo es para "mantener niveles de atención sostenida durante la clase", afirma Francisco Mora.
En conclusión: Cuidado con trasnochar y no descansar lo suficiente, cuidado con la  deficiente alimentación y procurar hacer algo de deporte.
Y por supuesto organizar bien el tiempo de nuestros hijos y no bajar la guardia.

miércoles, 15 de enero de 2014

" Maestra tú me gustas.."

La relación entre alumnos y profesores se basa en un conjunto de reglas cuyo significado es respetado y comprendido por ambas partes. Pero en la edad en la que el cuerpo se desarrolla, el adolescente atraviesa un período delicado en el que experimenta la necesidad de sentir que es alguien y no sólo para sus más allegados. Los profesores suelen asumir el rol de esas otras personas.
El alumno enamorado del profesor es un patrón muy clásico. Una sonrisa, la atención prestada o una buena nota pueden hacer que el alumno imagine un romance con uno de los profesores. En el caso de que el adulto muestre cierta preferencia por el alumno en cuestión, pueden darse situaciones de peligro reales. Su actitud debe ser impecable y ejemplar.
Toda la vida se han dado casos de alumnos y alumnas que se han enamorado de sus maestros y profesores.
A veces como son varias horas al día con los mismos alumnos y varios días seguidos pues se crean relaciones estrechas y de confianza. Todos los alumnos en cuanto se les da cariño y se les escucha, se convierten un poco en medio-hijos; es más,  a veces los profesores nos convertimos en confidentes, nos enteramos de cosas que no saben ni sus padres....Y además te dicen claramente: "por favor no le digas nada a mis padres".
Pero a veces se pasa de pasar un poco de padres y madres, a gustarles tanto....que se creen estar enamorados.
Un alumno hoy me ha dicho algo bonito y original, parecía un cuento: "Maestra me gustaría que inventaran una máquina del tiempo, sí, una máquina en la que nos pudiéramos meter y aparecer en el pasado y haber nacido mucho antes, así me iría a la época que tú tuvieras 15 años y yo pudiera tener 15 o 16 años y así podríamos ser novios...que es lo que más quiero en el mundo. Y además desde que te conozco estoy escuchando música de los 70 y los 80 y me gusta mucho, creo que es mejor que la de ahora. No soy feliz teniendo 15 años y sin poder estar contigo, ni tener ni siquiera una oportunidad, si por lo menos me dejaras que cumpliera 18 años........" Con lágrimas en los ojos, me ha dicho que le gusto tanto, que soy increíble, divertida, guapa y alegre.
Son situaciones difíciles cuando pasan y realmente sí es cierto que alguna vez todos nos hemos sentido alguna vez atraídos por algún profesor.
Hay que llevarlo lo mejor posible, dejar las cosas claras y cortar desde el principio el tema. Hablarles que pueden ser tus hijos y que no confundan el cariño y la escucha con otras cosas.
Y una cosa que hay que tener clara es que nos tenemos que poner en lugar de ellos y pensar que estos sentimientos a su edad son importantes y pensar que nosotros hemos tenido ya su edad y ellos nunca han tenido la nuestra.
 Hay que seguir haciendo nuestra labor de docente lo mejor que podamos y hay que seguir interesándonos por sus problemas, preocupaciones e intereses. Y siempre intentando que se conviertan  ante todo en buenas personas.

lunes, 13 de enero de 2014

Con constancia y perseverancia se puede llegar lejos o no.

"Hay que seguir la lucha con lo que podamos hasta que podamos".(Benito Juárez)
"Si el hombre fuera constante, sería perfecto".(William Shakespeare)
"No es la fuerza, sino la perseverancia de los altos sentimientos la que hace a los hombres superiores".( Friedrich Nietzsche)
"Con constancia y tenacidad se obtiene lo que se desea; la palabra imposible no tiene significado". (Napoleón)
Constancia significa firmeza y perseverancia en las resoluciones. Se trata de una actitud y  de una predisposición del ánimo respecto a un propósito. Podemos decir que en general la fuerza de voluntad y el esfuerzo a largo plazo son las dos principales aliadas del valor de la constancia.
La perseverancia es la capacidad para continuar y seguir adelante a pesar de las dificultades, los obstáculos, la frustración, el desánimo, el aburrimiento, o la tendencia o los deseos de rendirse o abandonar ante una situación. Por lo tanto, una persona perseverante persigue sus objetivos con tesón, es dedicada, acaba lo que ha empezado, se mantiene concentrada y trabajando en su tarea con constancia, y si fracasa vuelve a intentarlo mejorando el método. Por lo general, son optimistas y con un estado de ánimo positivo, tienen una alta autoestima y una alta capacidad de autocontrol.
Se dice que la perseverancia es la clave del éxito en muchas situaciones, aunque se debería decir que la clave del éxito es saber cuándo perseverar y cuándo no. Porque por otro lado, perseverar puede ser negativo, ya que se puede gastar mucho esfuerzo y tiempo en algo que no produce ni va a producir ningún resultado.
Por lo tanto, una persona debe saber no sólo cuando perseverar, sino también hasta qué punto y cuándo es más inteligente abandonar y centrar nuestros esfuerzos en algo diferente.
De lo que sí estoy convencida es que en la vida las cosas que hagamos y deseemos realmente, las tenemos que hacer con muchas ganas, con mucho buen humor y con gran pasión.
Decía Steve Jobs: " Estoy convencido que la mitad de lo que separa a los emprendedores con éxito y los que no tienen éxito es la pura perseverancia. Es tan difícil, pones tanto de tu vida en esto, hay momentos tan duros en que la mayoría se da por vencida, no los culpo, es muy difícil y consume gran parte de tu vida..A menos que tengas mucha pasión en lo que haces no vas a sobrevivir, vas a darte por vencido".