miércoles, 4 de junio de 2014

¿Vives de acuerdo a lo que se espera de ti?

"Haz tú mismo lo que quieres que otros hagan". (Sri Ramatrushna).
"No hagamos nunca cosas de las cuales en el futuro podamos arrepentirnos, hagamos cosas que un futuro puedan sernos útiles". (San Juan Bosco).
"Si no hiciéramos las cosas con pasión, no haríamos nada más". (Henry de Montherland).
"Siempre haz lo que temas hacer". (José Ortega y Gasset).
"Somos lo que repetidamente hacemos . La excelencia no es, pues, un acto, sino un hábito". (Aristóteles).
Es como si tuvieras que esconder tu verdadera personalidad para vivir de acuerdo a lo que se espera de ti.
Estas cosas nos pasan a veces por querer agradar a nuestros seres queridos. Hacemos cosas que luego nos pasan factura.
Una persona que nos suele influir mucho en nuestra vida suele ser una madre o un padre.
Pero aunque los queramos mucho, tenemos que aprender y saber que nuestra vida es nuestra y ellos han tenido y tienen su propia vida.  ¡Qué manía de los padres de querer llevarnos por su camino o que vivamos su vida, no la nuestra. Y para colmo, a veces quieren que seamos o hagamos cosas que a ellos les hubiera gustado hacer.
Y a veces se meten en cosas importantes, relevantes, esenciales como en las historias de amor. Como se les meta en la cabeza que un chico/a determinado no es bueno para nosotros, ¡la llevamos claro!, un desastre. Son capaces de arruinarnos una vida. Sí, porque a veces acabamos con la persona inadecuada por circunstancias y cuando nos damos cuenta han pasado muchos años y ya no podemos volver atrás.
Todo esto repercute en muchas personas.
Menos mal que siempre hay tiempo de rectificar, si tenemos la suerte de encontrarnos a la persona esperada.
Y además, ¿porqué tenemos que actuar según lo que se espera de nosotros?. A veces somos capaces hasta de estudiar carreras universitarias que no nos gustan por no enfrentarnos, por no disgustar, por evitar una bronca o discursión.
Tenemos y debemos hacer siempre lo que verdaderamente queremos y estamos seguros.
Algunas veces nos dejamos llevar por comodidad, por quedar bien y o por no tener las cosas claras.
No nos dejemos manejar, seamos nosotros mismos. Busquemos ser felices y así haremos felices a los que nos rodean.
Desarrollemos nuestra personalidad y seamos nosotros mismos, auténticos y así daremos lo mejor de nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario