lunes, 1 de junio de 2015

Aprende a reirte de ti mismo.

" Cualquiera que se tome demasiado en serio corre el riesgo de parecer ridículo. No ocurre lo mismo con quien es capaz de reirse de sí mismo".(Havel Václav)
" La risa no es una mal comienzo para la amistad. Y está lejos de ser un mal final". (Oscar Wilde)
" Sin amor y sin risas nada es agradable".(Horacio)
" En nada se revela mejor el carácter de las personas, como en los motivos de su risa".(Goethe)
Hay que aprender a reirse de uno mismo.
Cuando se nos plantea un problema, nos solemos enfadar y luego pensamos...Y descubrimos que no es tan grave.
Y tener buen humor y reirse de uno mismo tiene sus beneficios:
- Los problemas parecen más pequeños.
- Te sentirás mejor contigo mismo.
- Ganarás en autoestima.
- Tu familia y amigos te lo agradecerán.
Y como la gente es más o menos "egoísta" por naturaleza, es por lo que no le gusta estar siempre escuchando los problemas de los demás. Por eso cada vez que te ocurra algo negativo, cuéntalo de forma cómica.
Si te ríes de tus problemas, significará en parte que no te afectan o simplemente que puedes afrontarlo con una sonrisa en la boca. Es una forma de ponerse un muro ante las adversidades que demosstrará que los problemas insignificantes no te afectan.
Por eso cuando tengas un problema, analízalo y busca soluciones si las tiene. Normalmente no son para tanto y luego recuérdalos con humor.
Échale a la vida una buena dosis de humor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario