lunes, 4 de noviembre de 2013

¿Enamorada o simplemente capricho?

En el juego del amor a veces resulta muy difícil disociar ambos términos. Es importante aclarar la mente y el corazón y saber qué tipo de sentimientos hacia esa persona están haciendo que tu mundo se vuelva al revés. No todo el que siente amor tiene por qué estar enamorado.
Sentir ilusión, capricho, obsesión ...no es igual a sentirse enamorado.
El amor no es una ciencia exacta. Pero si en tu vida todo era "orden" hasta que llegó esa persona capaz de desbaratarlo todo en un segundo, puede ser un buen signo  de que alguien ha sido capaz de calar hondo en tu interior.
La atracción puede durar de 1 a 3 meses, pero el amor lo suele hacer años.
El verdadero amor no es un juego y de una buena elección depende la felicidad futura.
Síntomas que delatan el amor:
- Cuando lo extrañas a todas horas y cuentas los minutos que te faltan para verle.
- Cuando no puedes sacarlo de tu mente en ningún momento y cada segundo está en tu pensamiento.
- Cuando una mirada, una caricia, un abrazo, un beso, etc..Te hacen bailar mariposas en el estómago.
- Cuando te late el corazón a mil por hora cada vez que estás cerca de él.
- Cuando su felicidad es la tuya.
- Cuando no existe nadie más por la calle.
- Cuando tus prioridades han cambiado y dejas a tus amigas o a tu familia por estar con él.
- Cuando cada cosa que ves, escuchas o hueles, te recuerda a él.
- Cuando cualquier excusa es buena para comprarle lo que le gusta.
- Cuando te sientes la persona más feliz de la tierra y sonríes y lloras si ninguna razón aparente.
- Cuando el tiempo a su lado pasa volando y siempre quieres más, volviéndote adicta a su contacto.
El amor verdadero enriquece a la persona.
El amor verdadero impregna todo lo que toca y desparrama su fuerza a todas las personas que se tienen alrededor.
El amor verdadero lo puede todo. El único requisito es que sea de las dos partes igual de puro y verdadero. Aquí la fuerza es la unión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario