viernes, 25 de mayo de 2012

¿Por qué son nuestros adolescentes tan gandules?

La respuesta es:.....porque lo tienen todo o casi todo. Y...con muy poco esfuerzo.
No estoy generalizando, también hay adolescentes y jóvenes muy motivados y trabajadores....pero no son la mayoría.
W. Goethe dice: " Más vale hacer la cosa más insignificante del mundo que estar media hora sin hacer nada".
La actividad es saludable, gustar de hacer cosas es buen hábito, el trabajo, el estudio, el deporte...es sano. La inactividad conlleva la enfermedad, la frustración, los kilos,la ansiedad y la depresión....Está claro que no a todos nos tienen que gustar las mismas cosas, pero sí hacer cosas, tener inquietudes, estar motivados por aprender, ver, sentir, gozar, experimentar,...conseguir lo que nos proponemos.
Los adolescentes que han sido niños de primaria estupendos, con buenas notas y buenos comportamientos...a veces al entrar al instituto, se transforman, cambian, bajan el nivel...les cuesta recuperar...La edad, el ambiente, las amistades, los malos compañeros, el esfuerzo de estudiar, el no sentirse integrado, el no verse bien fisicamente (verse aniñado, no estar muy desarrollada, verse feo, con granos.....), todos son motivos para el bajón y para la desmotivación en los estudios...
Los padres tienen ahí el papel más importante, tienen que tener doble paciencia y hacerles sentir que están siempre ahí pendientes de ellos, que los quieren...no dándoles ni comprándoles el último juego de la wii...Hay que dejarles claro, que igual que los adultos trabajamos y es nuestra obligación, ellos tienen la obligaicón de estudiar..y los premios se los tienen que ganar con su esfuerzo en los estudios y su buen comportamiento.
A veces viven tan bien, y tienen todo a la mano..que no lo valoran.¡Cuidado con eso!. No es más feliz quién más tiene, sino el que menos necesita.....Seguro que hablando os vais entendiendo con vuestros hijos, nunca bajéis la guardia y siempre estad ahí.

1 comentario:

  1. Muy buena entrada, unos consejos estupendos Muñequita. Gracias por la entrada. Un beso!

    ResponderEliminar