jueves, 9 de febrero de 2012

Alumnos acosadores...y madres observadoras.

Es una pena como en un primero de secundaria, con 12 o 13 años se puede ser acosador.
Pues sí, unas veces por envidia, otras por ver a la víctima débil (en sentido amplio de la palabra)....pero ahí están, un día tras otro, molestando y no dejando vivir a alguno que otro.
Y lo más gracioso: a veces lo hacen tan disimuladamente y por lo bajo, que ni los profesores nos damos cuenta.
La alumna-víctima nunca debe de callarse, debe contarlo, a sus amistades, a su madre, al tutor  o a algún profesor que le tenga confianza o a alguien del equipo directivo...para cuanto antes cortar esta serie de acosos. Mientras más aguante sin hablar..mucho peor. Siempre empezarán con pequeño maltrato psicológico..e irán a peor, e icluso a maltrato físico..a quitarle o romperle cosas..a pisárselas...
Aunque tengas miedo, no aguantes, cuéntalo, es tu forma de cortar ese martirio diario y de que te dejen en paz..Al principio hay manera de cortarlo, después es más duro y dificil.
Siempre piensa que los que te hacen daño son envidiosos y crueles, que no quieren a nadie y que seguro tienen problemas graves personales para actuar así.
Madres y padres, si notáis algo raro, a tu hijo triste o sin ganas de ir a clase..investiga, normalmente les cuesta mucho contar lo que les pasa por verguenza...
Como madres tenéis que observar continuamente los cambios en tu hijo y así evitar a veces o cortar a tiempo problemas que suelen existir y que están a la orden del día en estas edades.

1 comentario:

  1. Interesante entrada. Me leí un libro sobre esto "Eskoria" de Alfredo Gómez Cerdá, y se te ponen los pelos de punta. Es muy importante denunciar y atajar, como bien dices. Gracias por abrir los ojos ante esta dura realidad. Besos!!

    ResponderEliminar