martes, 3 de septiembre de 2013

"Mirar la esencia, no las apariencias"

Curiosa reflexión. Siempre hemos oído decir: "las apariencias engañan", y por supuesto que cuando conocemos a alguien por primera vez, no nos tenemos que fiar de las apariencias , pero tampoco desconfiar de todo el mundo.
Siempre hay que mirar un poquito más allá de lo que vemos... conocer a una persona es tan complicado, que hasta a la persona que pensamos que la conocemos en profundidad, siempre nos puede sorprender.
Aún así cuando vemos a una persona, su apariencia nos puede gustar o no; hay personas que desde el primer momento que la conocemos ya nos da buen rollo, buena energía y en cambio otras nos pueden desagradar nada más verla y producir un rechazo en nosotros.
También me ha pasado de no gustarme alguien y después con el paso del tiempo, empezar a tratarla y cambiar totalmente de opinión sobre ella....y llegar a gustarme y mucho.
Cuando llegas a un nuevo centro de trabajo y conoces a tus nuevos compañeros, da mucho gusto tener buenas vibraciones y que desde el primer momento te sientas bien acogido, valorado y respetado. Tan solo si todas las personas tuviéramos buena educación y buenos modales, ya no existirían los problemas entre compañeros de trabajo. Respetar y valorar a los demás y así será recíproco.
Buscar el lado positivo de las cosas, intentar conocer a las personas que nos rodean, llegar a ponernos en su lugar, no pensar egoístamente sólo en lo que sentimos nosotros y llegar a ver lo que sienten los demás. Ayudar a que los demás a que se sientan bien y escucharlos es una buena labor y cuesta solo un poco de nuestro tiempo.
Hay que buscar la esencia de las cosas, no quedarnos satisfechos sólo con el envoltorio, siempre intentar dar un pasito más. Seguro que podemos llegar a sorprendernos y mucho.

2 comentarios:

  1. Muñequita, muy cierta toda la reflexión de tu entrada: cúan difici es conocer de verdad a alguien, no prejuzgar, saber ver lo esencial y no quedarse en las apariencias... !cúan dificil!. Sin duda estoy contigo en lo del respeto, la educación, y el ponerse en el lugar del otro: la empatía es esencial en el trabajo y en la vida.

    Mil besitos gordotes

    ResponderEliminar