jueves, 26 de diciembre de 2013

¿ Está castigada duramente la sinceridad?

“Lo que sale de tu corazón hará que ganes el corazón de los demás.” —Johann Wolfgang von Goethe

 “La fuerza de una familia, como la de un ejército, es la lealtad que exista entre sus miembros.” —Mario Puzo

 “Ningún hombre puede vivir dando una cara a la gente y otra a sí mismo, pues sólo acabará confundido.” —Nathaniel Hawthorne -

Decir la verdad no siempre es fácil, pero por supuesto te hace sentirte mejor persona.
A veces uno se harta de tanta hipocresía, de las personas que tienen doble vida...
Las reacciones de los demás importan, sobre todo ver cómo reaccionan personas queridas tanto de la familia como de algunos amigos. Se desilusiona uno cuando por decir la verdad, se creen con derecho a criticar y a machacarte.
Es muy sencillo, como seres costumbristas que somos, también cogemos cariño a las personas y esto hace que en caso de que alguien de la familia de un cambio a su vida o cambie de pareja....Esta noticia se convierte en una bomba y por supuesto ya es el tema del mes.
La gente puede dar su opinión, puede explicarse, puede quejarse...pero creo  que ante todo hay que ser respetuoso con las decisiones de los demás y aunque no estemos de acuerdo, intentar no hacer daño a la persona en cuestión.
Se pasa muy mal cuando se siente uno solo en medio de mucha gente.
Aunque las decisiones que tomamos tengan consecuencias y a veces hay que pagar un precio...Tenemos que intentar ser un poquito empáticos y ponernos en el lugar de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario