viernes, 12 de mayo de 2017

¿Celos yo?


- "El que es celoso, no es nunca celoso por lo que ve; con lo que se imagina basta". Jacinto Benavente
- "El que no tiene celos no está enamorado". San Agustín
- "Cuando el hombre es celoso, molesta; cuando no lo es, irrita". Refrán.

Un poco de celos en una relación pueden ser buenos...Pero en dosis pequeñas.
Se pueden volver un problema cuando son crónicos, debilitantes y evidentes.
Y lo peor, es que son sensación de debilidad.
A todas y todos nos gusta sentir que a nuestra pareja no le gusta que nadie se nos acerque con idea de ligar o querer acostarse con nosotras. De ahí a una obsesión hay un trecho.
Que nos guste que nuestra pareja le gusta a otros y es deseada por otros es bueno, para no bajar la guardia, no relajarse y saber que el amor hay que mimarlo a diario.
Nunca hay que descuidar a la pareja y pensar que porque es mi mujer o mi marido, ya la tengo o lo tengo seguro para siempre. Esto no es así.
Pero de ahí a un sin vivir tampoco.
Hay que tener confianza y hablando se entiende la gente. Hablemos con nuestra pareja de todo y de este tema de los celos también.
Tenemos que intentar tampoco estar dándole celos a la pareja a posta. Eso no está bien, porque se la puede hacer sufrir y sin motivo.
Quién confía en su pareja, no tendría porqué temer por la inseguridad de su relación.
Pero los celos están inscritos en nuestros genes, he leído por ahí. Por ello unos pocos celos son completamente normales.
Quién no experimenta nunca celos, no ama, algo falla.
Pero hay que sentirse única y único.
Vivir el presente, olvidarse del pasado y confiar. Sobre todo amar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario