lunes, 21 de diciembre de 2015

Hijos tuyos, míos y nuestros.

- "No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos." (Johan Ghristoph
Friedrich von Schiller)
- "Sin lugar a dudas, es importante desarrollar la mente de los hijos. No obstante el regalo más valioso que se les puede dar, es desarrollar la conciencia." (John Gay)
Si la vida en pareja a veces resulta complicada, mucho más lo es cuando hay hijos de por medio, y todavía más delicada, cuando uno de los dos miembros o los dos aporta hijos de relaciones anteriores.
Si decides formar pareja con alguien que ya tiene hijos, debes tener claro que es una elección tuya y que esto no te tocó por casualidad.
Asume que la expareja de él estará presente por lo menos hasta que los niños sean adultos.
Lograr formar una famlia de los tuyos, los míos y los nuestros tiene una sola clave: Los límites.
Los límites son la base para que todo salga bien.
Para que no hayan conflictos entre los niños y la nueva pareja del padre, debe el padre biológico establecer los límites: como horarios de comida, de acostarse, de ver la tele y muy importante tener cada uno su espacio y respetarlos. No entrar en la habitación ni cuarto de baño de ella, si ella lo quiere así. Es una forma de que se pueda convivir y todos se encuentren cómodos y con intimidad.
Fijar horarios con todos juntos y también tener momentos de pareja.
Pensar que la nueva integrante del hogar es también dueña de la casa.
Tener mucha paciencia por todas las partes y saber siempre el lugar de todos.
Nadie intenta sustituir a nadie.Con lo cuál si se llega a establecer una relación de confianza con los hijos de tu pareja, sería ideal para acercarte a ellos y sano para toda la familia.
Ser honestos y sinceros todos, no forzar la situación. Ir queriéndose poco a poco. Y por supuesto el padre biológico ser el que riña a los hijos cuando haga falta.
Siempre que haya comunicación entre todos en la casa y ser sinceros.Así se conseguirá la armonía en el hogar.
Y que cuando hayan problemas o situaciones adversas, nunca olvidar que los factores que llevaron a formalizar la relación fueron el amor de la pareja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario