miércoles, 28 de octubre de 2015

Parte de los jóvenes están enfermos de actitud.

"La única discapacidad en la vida es una mala actitud". (Scott Hamilton)
"La actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia". (Winston Churchill)
"Una actitud positiva provoca una reacción en cadena de pensamientos, eventos y resultados. Es un catalizador y desata extraordinarios resultados". (Wade Boggs).
En muchas ocasiones no importa tanto las circunstancias externas, más bien lo que pensamos sobre ellas.
Cada problema tiene una gran oportunidad oculta y, si lo tomas con buena actitud, lo olvidarás rápido e incluso agradecerás que te ocurriese.
Esto se aplica para cualquier problema en el instituto, en la universidad, en el trabajo, problemas personales o de relación con tus padres, con  tu pareja o familia.
Un tanto por ciento grande de la población juvenil está "enferma de actitud".
A esto me refiero cuando se ve la gran apatía que tienen muchos jóvenes en el momento actual.
Flojera, apatía, la inexistencia de una voluntad propia para actuar.
Los niños, adolescentes y jóvenes en general, están acostumbrados desde siempre a que pidiendo por su boca, la mayoría de las veces consiguen lo que quieren.
Los padres son como muy blandos y se vuelven "entregadores de caprichos" a sus hijos, maleducándolos y haciéndolos creer de que todo se lo merecen con poco o ningún esfuerzo. ¡Cuidado con eso!.
Tenemos que hacer que nuestros hijos, asuman responsabilidades, sean conscientes de lo que cuesta conseguir las cosas, del esfuerzo diario del trabajo de sus padres para poder pagar recibos, vivir y llegar a fin de mes.
Tenemos que transmitirles que con una actitud positiva conseguirán mucho de lo que se propongan en la vida.
Que si están estudiando es su obligación y que los estudios universitarios son un coste adicional para los padres, los cuáles lo toman como una inversión en formación para el futuro de sus hijos.
De la actitud que adoptemos en el día a día, dependerá que tenga sentido todo.
"Puede que una actitud positiva no resuelva todos tus problemas, pero molestará a suficientes personas para que el esfuerzo merezca la pena." (Herm Albright).


No hay comentarios:

Publicar un comentario