lunes, 7 de noviembre de 2011

Tatuajes y piercing ,¿mayoría de edad?

Han cambiado mucho los tiempos y esto lo tenemos que tener claro como madres y como profesoras.
Cuando los hijos avisan que se van a hacer un tatuaje, no hay que hacer una trajedia del tema, hay que hablarlo e intentar llegar a un acuerdo. Tener los 18 años cumplidos puede ser bueno, porque a lo mejor está el chico/a algo más maduro. A la vez que alargamos la idea y con el tiempo a lo mejor se le va de la cabeza.
Si aún insiste y llegan los 18 ...pues que lo haga, siempre informándose de todo lo que conlleva estar marcado para el resto de la vida.
Antes comentaba a una seguidora, que hace 30 años llevar un tatuaje era señal de ser macarra, hortera...y ahora lo lleva diversa clase de gente y algunos son verdaderas obras de arte. Me gusta el cambio hacia la libertad y no el miedo al qué dirán y venga prejuicios.
Lo de los piercing es un poco diferente, porque conlleva más infecciones y rechazos de la piel. Pero si se empeñan..pues procurar acompañarlos y estar atentos a si causa algún rechazo en la piel.
Ánimo y calma..hablando se entiende la gente. No podemos empeñernos en decir a todo que no y  en cosas que la misma sociedad lo impone. La moda existe y está ahí, mejor modernizarnos todos.

2 comentarios:

  1. El choque generacional siempre estará presente. Yo no me dejaría hacer ninguna de las opciones que presentas, me parecen de dudosa estética. Ahora bien, basta con que digas que no, para que los hijos se empeñen en lo contrario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu reflexión muñequita, creo que como siempre, tienes mucha razón. Muchos besos!

    ResponderEliminar