miércoles, 3 de agosto de 2011

Yoga en la playa

Si tienes oportunidad de practicar yoga en la playa, prueba. Es algo maravilloso, una sensación tan agradable, que cuando terminas, te vas flotando.
Para la que no lo practica nunca, puede ser un buen momento el verano y sobre todo en la orilla de la playa, escuchando el sonido del mar...es divino, algo que no se puede explicar, hay que sentirlo.
En la playa que veraneo nos juntamos unas veinte personas con una profesora de yoga que nos pone el Ayuntamiento gratuito todo el verano, tres días a la semana y es algo que lo considero un lujo.
Con el yoga se siente uno bien por dentro y por fuera. Y se termina con una relajación extraordinaria.
Os deseo buenos momentos de felicidad este verano.

2 comentarios:

  1. Por como lo describes, dan ganas de irse corriendo a realizarlo. Desde luego tiene que ser una experiencia estupenda. Que pases muy buena semana. Besoss

    ResponderEliminar
  2. yo recuerdo haber practicado yoga hace como 8 años, realmente uno se siente increíble. debería volver a hacerlo.

    ResponderEliminar