domingo, 10 de abril de 2011

Qué difícil se nos hace a veces ser mujer, esposa, madre, hija y encima trabajar con adolescentes.

Pues sí, las mujeres a veces somos unas todo-terreno. Tenemos que hacer muchas cosas en un día, tantas.. que a veces hacemos algunas a la vez.
Mi marido a veces me dice: "relájate..no hagas dos cosas a la vez..para ya..ven..", pero él no se levanta a preparar la cena..ja.ja..es un ejemplo.
Cuando vengo del instituto de luchar con alumnos adolescentes, a veces me cuesta desconectar. Siempre estoy pensando en hacer las cosas lo mejor posible para ayudarlos y transmitirles valores buenos.
Lo más importante para mi, es que sean buenas personas. Que aprenden contenidos curriculares va después. Primero educar para la vida y después aprender.
No sé si lo consigo, pero intento aportar día a día lo mejor de mi ; de mi experiencia, de mis estudios. A veces me toca hacer un poquito de profe-mamá también, hasta en el instituto, porque algunos necesitan cariño y que se les escuche.
Mi hija, que es mi gran tesoro,  también fue adolescente y por lo tanto también viví en la propia casa esta etapa.Ahora que ya es mayor, se siente mucho alivio de haber pasado por ello.
Ante todo ser positivo nos ayuda mucho en todo en la vida.
Seguiremos charlando.

6 comentarios:

  1. Creo que si los profesores en general pensaran así, las cosas irían mucho mejor. Y desde luego, las mujeres somos todo-terreno, por eso se dice aquello de que podemos hacer muchas cosas al mismo tiempo, jejej. Te sigo!! Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario.Esta semana se está convirtiendo un poco en cuesta arriba, porque como las vacaciones esta vez son tan tarde, están los alumnos muy cansados ya.
    En vacaciones nos pondremos las pilas para empezar con entusiasmo.Besos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Me gustaba el comentario que ha hecho Maite. Hablábamos sobre la importancia que tiene que los hijos sientan que estamos ahí.Siempre apoyándolos.Y aunque recibamos algún jarro de agua fría, hay que seguir estando ahí.
    Paciencia y mucho cariño por parte de los padres es imprescindible para ellos.Y la misma paciencia y cariño cuando somos profesores para que vean que nos importan en todo momento.Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Muñequita de Biscuit ¿por qué el nombre de "mujeres de chocolate y menta"?

    ResponderEliminar
  6. La verdad, es que buscaba un título que me gustara. También he de confesar que me entusiasma el chocolate y la menta me gusta. Y creo que la mezcla es explosiva, como somos en general las mujeres.
    Un saludo.

    ResponderEliminar